LA REGIÓN COSTA-MONTAÑA.

Posee condiciones físicas que han influido en el desarrollo de las actividades agropecuarias y en la distribución de la población. Estas condiciones son: variedad morfológicas: presenta zonas elevadas, valles, depresiones, terrazas y colinas; variedad climática clima tropical lluvioso de bosque, e selva y de sabana, clima tropical seco o semi-árido, pisos térmicos que originan pisos bióticos; riqueza hidrografica numerosos ríos que drenan desde el arco montañoso andino-costero y se dirigen hacia los llanos, hacia el mar Caribe y hacia la depresión Marabina; varieda de vegetal posee vegetación de selva, de bosque, de sabana y xerófila; y variedad de suelos tienen suelos arenosos, suelos desérticos, afloramientos rocosos, suelos sedimentarios, suelos aluviales y suelos pantanosos. La combinación de estas condiciones físicas ha dado como resultado que algunas zonas del conjunto regional sean propicias para las actividades agropecuarias, tales son los casos de los valles, terrazas y depresiones, donde las características de los suelos, del clima, de la hidrografía y de la vegetación, han permitido el desarrollo de la agricultura y de la ganadería y, a su vez, han influido en el poblamiento y en la distribución de la población.

En síntesis, la región costa-montaña es el dominio agrícola y de concentración de población del país. La actividad agrícola demanda mayor cantidad de mano de obra que la ganadería, por lo tanto atrae a la población y la concentra en determinadas áreas de la región.

LA DEPRESIÓN CENTRAL LLANERA Y LA LLANURA DELTAICA.

Desde el punto de vista morfológico y climático, no presenta la variedad física de la región costa-montaña, porque su relieve es mayormente plano, y por que su clima es tropical lluvioso de sabana debido a su baja altitud y al régimen térmico del país. La hidrografía es abundante, pero muy influenciada por la estacionalidad de la lluviosidad; y los suelos son sedimentarios, aluviales, anegadizos y pantanosos. La vegetación es herbácea.

La combinación de estos elementos físicos hacen de la llanura un medio propicio para la explotación de la ganadería, sobre todo de la ganadería bovina; pero en los llanos centro-occidentales, donde predominan los suelos aluviales, se ha desarrollado una agricultura moderna, la cual ha sido estimulada por la construcción de represas, sistemas de riego y vías de comunicación. Sin embargo, en los llanos bajos la estacionalidad de la lluviosidad constituye una limitante para las actividades agropecuarias y para el asentamiento de la población porque se producen inundaciones o sequías según sea el caso.

En síntesis, podemos expresar que los llanos representan el dominio de la sabana, de los pastos, de la ganadería extensiva, de la agricultura tradicional y de la población dispersa. La ganadería requiere de menor cantidad de mano de obra que la agricultura y se practica en grandes extensiones de superficie, lo cual trae como consecuencia que la población se disperse.

 

LA REGIÓN COSTA-MONTAÑA.

LA LLANURA DELTAICA.